Galeria

Laurare istripua berak kontatuta

La secuencia de la bici dando bandazos en la empinada cuesta abajo, el sonido de la rueda a gran velocidad, el no poder parar y ser consciente de que caes…..quedo grabada y se me repitio en los tres primeros dias de estar en cama sin apenas poder moverme; como una pesadilla aue me sacaba del estado trance-suenio en el que en esos dias pase la nayor parte del tiempo.
Caer.Esto es casi lo unico que nos puede parar y asi estamos, parados desde hace ya 20 dias.
Caer.Sentir el golpe; saborear de nuevo el asfalto…llevabamos tantos kms en el norte de angola de mala pista y de arena que pille el asfalto y me emocione… de mas.
Caer.Ver desde el suelo a Aitor como baja y sentir como chorrea algo por mi cara, tocar y ver la mano empapada en sangre… no tengo fuerzas para llamar a Aitor, miro atras y veo la bici y una alforja fuera casi en el medio de la carretera.Dos coches vienen; levanto la mano con enorme esfuerzo y, sacando todas ,is fuerzas le digo a un ho,bre que avise a mi marido que va “ahi mais adiante”, veo como este da el recado a gritos a otro coche…la gente comienza a agolparse a mi alrededor… siento dolor en la pierna, cadera, en el hombro tengo una punzada intensa que no me deja ni girar la mano, las costillas…. y la sangre que no deja de chorrear del lado izquierdo de mi cara,siento que me la he reventao entera, me quemq, me arde y duele, la siento ya hinchadisima y pregunto como la tengo a una mujer que parece haber tomado el mando de la situacion y grita a todos lo aue han de hacer mientras intenta parar la hemorragia.
Oigo gritos que discuten a que hospital llevarme, todos estan nerviosos, alterados.La mujer los organiza y me cogen entre ocho de tal forma que me elevan como por arte de magia y en unos minutos ya estoy metida en un cohe en el que aitor aparece y entre pitidos y movimiento,pitidos y frenazos , llegamos al hospital.
Mi cuerpo tiembla, no puedo ni mover un milimetro,nada,desde el hombro hasta la mano, y la cara….siento miedo de pensar como esta.
Gente agolpada en las paredes, camillas con enfermos en los pasillos,cuerpos debilitados sentados, tumbados en cualquier parte,todos agolpados,mosquitos,calor,humedad…..
una sala de 3 metros por 2 con un olor horrible a meaos viejos y sangre…un

un doctor se me acerca, mete el dedo en mi ojo casi cerrado, se asoma y susurra “gracias a Deus”…..mmmm dulces palabras……
Lo que vi y experimente en ese hospital daria para escribir un laaargo e_mail….. suciedad,sangre, acinamiento,dolor.Todos juntos en la pequenia sala, cada uno sangrando por un lado, buscando la forma de mantenernos enteros aun estando partios, sufrimiento….
Y un doctor con 4 enfermeras dando un punto aqui y otro alla. Pareciamos animales mas que personas y, cuando me llego el turno , realmente dude de si me estaba curando o me estaban pegando con su falta total de tacto y delicadeza……..”Esto es africa, es lo que hay.Tengo que respirar y mantenerme tranquila”_me decia a mi misma a cada rato.
     Tras unas 4 horas que duro la experiencia “Hospital gubernamental Angolenio” llego el momento……..ya estaba curada y muy lentamente avanzaba arrastrando el cuerpo partio hacia la calle, alli las bicis esperaban por nosotros y, nos vimos en la puerta, con una ciudad (Cabinda) ante nosotros,donde unanoche en una cutre pension te sale por 50 Euros y en un hotel normal por 100.Por un momento nos sentimos solos, perdidos,vulnerables (con mis heridas abiertas por todos lados ante el polvo, basuras, suciedad, etc,que aqui reinan en cada esquina).
Pero solo duro un momentoy, pasamos a la accion que nos llevo a una habitacion en la que yo quede mientras aitor iba a buscarse la vida: traer las bicis,comprar medicinas, buscar ayuda, comida……
la visa a punto de caducarnos y los 50Euros por noche eran un par de presiones aue nos tuvieron tensos hasta que, tras unas llamadas a las espaniolas que conocimos en la capital ….. Saul aparecio ya en la noche por la puerta con un enfermero, una sonrisa y nos ofrecio su apoyo y ayuda que, nos supo mas dulce que los “ferrero roche” que tambien trajo con el.
Tarde lo mio en atreverme a mirar mi cara en el espejo, pase por delante varias veces pero…..
no me atrevia a enfrentar,e a lo que iba a ver ( a juzgar por lo que sentia) pero el momento en que me vi, quede sorprendida pues encontre que estaba muchisimo mejor de lo que esperaba y, eso junto a los calmantes y el valium, me ayudo a dormir y asi paso un laaaaaargo dia.
Han sido dias dificiles pero ya han quedado atras, dolores de todo tipo, no poder salir pues el riesgo de infeccion es muy alto.Aitor encontro un lugar: una mision catolica en el que las monjitas estaban encantadas de recibirnos y ayudarnos. Una habitacion que tenian cerrada con electricidad y banio, un colchon que nos trajeron y una ,esa…….Todo lo que necesitabamos!!!!
Gracias a la vida!!!!
Lo que eche de menos una ventana en todos estos dias!!!!o algo que mirar que no fueran las paredes y el techo….no ha sido facil pues han sido muchos dias de no poder casi moverme y, aun hoy sigo con el brazo colgando y la pierna semi coja; las costras comienzan a caerze ya pero todo va muy lento pues el calor y la humedad hace que la cicatrizacion aqui lleve su tiempo……asi es…..tiempor de paciencia
Lo nejor , la buena gente.Los espanioles que nos echaron una mano mandandonos al enfermero de la empresa, con lo de la visa e incluso llevandonos hasta la frontera:….
las monjitas maravillosas que aun ocupadisimas como estaban encontraban siempre un ratito para hacer una visita o pasar a traer un bollo o un pan de los que hacian para vender y sacar fondos para la mision escuela . Ademas nos dieron carta blanca para coger las verduras que queriamos de la huerta en la que las 35 chavalillas que alli viven aprendian las artes del cultivar. Simpaticas, llenas de vida, siempre sonriendo y haciendo bromas. Estas monjitas africanas no tienen nada que ver con la idea de monjas que teniamos…..
Y ahora en Punta Negra, Celine, una francesa que nos ha abierto las puertas de la casa de par en par hasta que me recupere del todo.
Que bien estamos cuando estamos bien
Que facil nos olvidamos que en un segundo todo puede acabar, venirse abajo, o podemos quedar enfermos, accidentados, heridos…
Cuan agradecidos (pienso) deberiamos estar cada dia por estar vivos, por poder ver, por estar sanos…..   ya solo por eso somos ricos.
La vida nos sigue tratando bien, siempre bien, y, aun en las mas duras experiencias nos trae lucecitas que alumbran , que dan vida y facilitan los tramos del camino.
Siento que tengo mucho por agradecer, empezando por estar viva, pasando por los que me han ayudado (y aun me ayudan hoy) y terminando por todos vosotros, los que me habeis mandado apoyo, palabras, fuerza, energias, calorcito , y mensajes que a traves de aitor me han ido llegando y haciendo sonreir (aunque no demasiado pues la cara no me daba ni para hacer gestos).
GRACIAS,
                 MUCHISIMAS GRACIAS, GENTE.
                      OS QUIERO.
que vaya bonito y que viva la vida!!!!!

 

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s